sábado, 25 de julio de 2009

Yo sigo probando, mientras voy pensando que se.



Si me animo y si no puedo?
Si me atrevo y no llego?
Si te pierdo y no te encuentro?
Si me escapo, o me quedo ciego.
¿Cual es la forma mas clara y segura, elegir bien y que no queden dudas?



Dicen que de los errores se aprende, pero cuando un error lastima a otro y deja una marca, ¿de qué sirve la lección? Cuando el error que cometiste no tiene solución, cuando cometés un error que puede poner en peligro lo que amás, cuando el error puede ser mortal, cuando un error estúpido te marca para toda la vida, cuando un error no tiene perdón.. cuando ya es demasiado tarde y por más que hagas lo que hagas no puedas reparar tu error, solo se puede llorar, porque hay errores que no tienen arreglo. Un corazón roto es como la botella que se rompió, partida en pedazos, ya no se puede reparar. Son errores fatales, errores imperdonables, errores que nos torturan toda la vida. Desesperados intentamos reparar ese error, hacer algo que al menos puedea enmendar en parte todo lo que hicimos. Hay errores que cambian tu vida para siempre. Hay errores inesperados, fuera de todo cálculo.. son errores que no




No es tan fácil confiar . Cuando te fallan una y otra vez ¿por qué no te van a volver a fallar? Queremos confiar en los demás, siempre esperamos que nos digan la verdad. La decepción es una de las cosas que más nos lastiman ¿en quién podemos confiar? Nos preocupamos mucho por no fallarle a los demás, por no defraudar su confianza… No defraudar y que no nos defrauden ¿es eso lo único que importa? De chico no querés fallar a los grandes; menos querés que los grandes te fallen. Uno no quiere fallar a la gente que ama ni que ellos te fallen ¿no? Uno no espera que sus seres más queridos le fallen, que un padre, un hermano, un amigo, tu novio te falle… ¿Cómo lo soportas? Pero el peor de los miedos no es que otros te fallen, el peor de los miedos es fallarse a si mismo.
Hay cosas que se pierden y no encontras un por qué, hay obstáculos que pueden hacerte caer, hay momentos en que te entran ganas de abandonar todo


Ya perdoné errores casi imperdonables, traté de sustituir personas insustituibles y olvidar personas inolvidables, ya hice cosas por impulso, ya me decepcioné con personas cuando nunca pensé decepcionarme y también decepcioné a alguien, ya abracé para proteger, ya me reí cuando no podía, ya hice amigos eternos, ya amé y fui amada.. pero también fui rechazada, ya fui amada y no supe amar, ya grite y salte de tanta felicidad, ya viví de amor e hice juramentos eternos.. pero también "rompí la cara" muchas veces, ya llore escuchando música, viendo fotos o una una peli. Ya llamé sólo para escuchar una voz, ya me enamoré por una sonrisa, ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y tuve miedo de perder a alguien especial. Ya me canse de pedir disculpas y de hacerme problemas por cosas pequeñas sabiendo que hay otras que valen mucho mas. Ya lloré sin saber porque, ya dije cosas que no debía decir, ya hice cosas de las que me arrepentí, ya quise salir corriendo y gritar que estaba triste para ver si alguien lo notaba, ya no supe que aconsejar cuando alguien me lo pedía, ya me trague varias cosas en lugar de decirlas, ya falle, ya me fallaron, ya suspire hondo, ya odie, ya me embriague para matar penas, ya hice cosas sin que me importara nada, ya lastime a personas por no pensar dos veces, ya cambie mi destino y volví por costumbre, ya pedí perdón sin que me perdonara, ya putie, ya maltrate, ya critique, ya me sentí abandonada olvidándome de esas personas que seguían estando pero sobreviví.. todavía vivo. No solo paso por la vida y ustedes tampoco deberían sólo pasar por ella sino vivir en ella. Mejor es ir a la lucha con determinación, abrazar a la vida y vivir con pasión, perder con clase y vencer con osadía porque la vida es mucho para ser insignificante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario